Mejores utensilios para cocinar a baja temperatura

La mayoría de los grandes chefs utilizan el método de cocción a baja temperatura, también conocido como cocción a temperatura justa. Este método de cocción lento y constante es bastante sencillo de conseguir con un termómetro de sonda, y tiene muchos beneficios nutricionales además de conseguir unos resultados deliciosos.

Cocinar a baja temperatura

La cocción a baja temperatura se utiliza generalmente para preparar las carnes, preservando al máximo su ternura. Al cocinar entre 54 y 70°C, el agua contenida en la carne no se evapora y el colágeno de la carne del animal no se altera durante la cocción. Las carnes blancas y las aves de corral quedarán nacaradas. Las carnes rojas permanecerán rosadas.

Tan solo tendrás que adaptar la temperatura central y el tiempo de cocción en función de la carne y de la pieza preparada. Por ejemplo, un costillar de cordero de 400 g se cocinará a 80°C durante 1h 30 minutos, con una temperatura central de 55°C.

carne cocinada a baja temperatura

Cocinar a baja temperatura en el horno

Uno de los métodos más utilizados para cocinar a baja temperatura es utilizar el horno. Para garantizar su cocción, deberás utilizar un horno en buen estado de funcionamiento, con una temperatura precisa y constante. Ponlo a calentar por arriba y por abajo, pero nunca a calentar mediante el ventilador. Utiliza un termómetro de sonda para comprobar la temperatura central de la carne.

Hay dos formas de cocinar a baja temperatura en el horno. Se puede empezar por dorar la carne en grasa antes de meterla en el horno o dorarla después.

Otras formas de cocinar a baja temperatura

Si no tienes un horno de temperatura precisa, debes saber que también hay otras técnicas para cocinar a baja temperatura. Puede optar por una cocción al vapor suave, utilizando una olla a presión con una temperatura automática inferior a 100°C. Puedes preparar legumbres, cereales, verduras, frutas, carne y pescado.

También puedes preparar tus platos en una cacerola por ejemplo, para beneficiarte de un vapor constante para cocer los alimentos.

Por último, también tienes la posibilidad de cocinar al vacío. Los alimentos se colocarán en bolsas a las que se les habrá quitado el aire antes de cocinarlos gracias a una máquina de envasado al vacío.

Mejores utensilios para cocinar a baja temperatura

A continuación, te mostramos las herramientas más importantes con las que habrás de contar para explorar y obtener los mejores resultados de la técnica de cocinar a baja temperatura. ¡Allá vamos!

Mejores ideas de relojes para controlar el tiempo

Entre las mejores herramientas y utensilios a la hora de cocinar a baja temperatura destaca la necesidad de controlar el tiempo mediante un buen reloj: nosotros te proponemos que te hagas con un temporizador digital, ya que este tipo de artilugio destaca por su enorme precisión, lo que te facilitará que obtengas los mejores resultados en tus platos.

Última actualización: 12 de septiembre de 2021 11:29 pm

Mejores ideas de termómetros para olla

Otro de los factores clave en el terreno de la cocción a baja temperatura, sin duda, es el control  de la temperatura. Dentro de este terreno, los termómetros para olla son herramientas de lo más económicas que se convertirán en un gran aliado en la cocina. Dentro de la cocción a baja temperatura es esencial que estés pendiente de que la temperatura no descienda más de 2ºC.

Mejores ideas de termómetros para horno

Si prefieres cocinar tus platos a baja temperatura utilizando el horno, entonces será preciso que te hagas con un buen termómetro específico para horno. Te adelantamos que no es preciso que adquieras todos las herramientas que te mostramos en este artículo, tan solo aquellas que vayas a necesitar a la hora de cocinar a baja temperatura y en función de la técnica que escojas.

El termómetro para horno es especialmente práctico porque debes tener en cuenta que el control de la temperatura es fundamental a la hora de cocinar a baja temperatura y, si bien es cierto que los hornos tienen la ventaja de ser muy sencillos a la hora de utilizarlos, la realidad es que cuentan con el punto débil de disponer, por regla general, de un regulador de temperatura poco exacto. De esta manera, un termómetro para horno puede facilitarte las cosas al máximo.

Mejores ideas de termómetros de sonda

A la hora de medir la temperatura en entornos líquidos tales como aceites, agua, salsas, o en el interior de los propios alimentos, resulta de lo más aconsejable adquirir un termómetro de sonda. A la hora de cocinar a baja temperatura, este utensilio te puede hacer la vida mucho más fácil y cómoda. 

Cocedores de baja temperatura o sous vide

Uno de los utensilios estrella dentro de la cocción a baja temperatura lo conforma, sin duda, un cocedor o sous vide, ya que, gracias a él, podrás controlar y ajustar la temperatura de manera automática. De esta manera, al regularse la temperatura, ésta se mantendrá constante cuando alcance los grados que precises.

En el mercado es posible encontrar tres tipos de cocedores de baja temperatura: los circuladores térmicos, las placas de inducción con control de temperatura y las ollas de cocción con control de temperatura. Ofrecemos ideas con las mejores opciones en las siguientes líneas.

Mejores ideas de circuladores térmicos

Los circuladores térmicos o termocirculadores, son roners con forma de tubo que sirven para calentar el agua al tiempo que la remueven con ayuda de una pequeña turbina con el fin de mantener una temperatura constante. También reciben el nombre de termostato de inmersión. Tienen un aspecto parecido al de una batidora y se utilizan introduciéndolos en el agua para conseguir una temperatura homogénea. A la hora de utilizarlos son de lo más sencillos: tan solo tienes que introducir los alimentos envasados al vacío dentro de la olla y fijar la temperatura que desees. 

Mejores ideas de placas de inducción con control de temperatura

Las placas de inducción con control de temperatura se alejan de las placas de inducción usuales ya que te dan la opción de escoger la temperatura exacta. Conforman artilugios de lo más prácticos cuando lo que quieres es cocinar usando agua, aceite u otro tipo de líquidos. El único punto débil lo conforma el precio, que es algo más elevado que las placas de inducción normales.

Mejores ideas de ollas de cocción lenta

Las ollas de cocción con control de temperatura o crock pot tienen un funcionamiento bastante parecido a los termocirculadores sous vide; sin embargo, ocupan un mayor espacio. Es una opción a tener en cuenta si lo que quieres es cocinar los alimentos a baja temperatura sin necesidad de envasarlos previamente al vacío, de forma que te ahorrará tiempo y esfuerzo porque será la propia olla la que se encargue de casi todo el trabajo.

Mejores ideas de hornos de cocción al vacío

Los hornos sous vide te dan la opción de cocinar en un baño de agua los alimentos envasados previamente al vacío y obtener la temperatura ideal para cada uno de los ingredientes. Los hay de muchos tamaños, pero para un núcleo familiar de unas 4 o 5 personas, con adquirir un tamaño mediano es más que suficiente.

Mejores ideas de envasadoras al vacío

Dentro del terreno de la cocción lenta, sin duda hay una herramienta que vas a necesitar probablemente y que te va a ayudar en gran medida a obtener los resultados que esperas: nos estamos refiriendo a las envasadoras al vacío. Estos electrodomésticos se encargan de generar el vacío dentro de bolsas de cocción o de conservación, al tiempo que extraen el máximo oxígeno posible de su interior para sellar el alimento al vacío.

Debes tener en cuenta que las puedes encontrar de dos maneras en el mercado: manuales y eléctricas. Nuestro consejo es que, si puedes, y siempre dentro de tus posibilidades, te decantes por una eléctrica porque, además de que el esfuerzo que debas hacer va a ser mucho menor, te aseguras de que el alimento se quede libre de todo oxígeno que pudiese almacenar.

Ventajas y recomendaciones de la cocina a baja temperatura

¿Por qué elegir la cocción a baja temperatura? Al preparar la carne de esta manera, obtendrás una cocción homogénea y de calidad, incluso para las piezas grandes. Sea cual sea la carne que elijas, quedará tierna y llena de sabor. Además, no tendrás que dedicar mucho tiempo a vigilar la cocción, para evitar el riesgo de sobrecocción que reseca la carne con demasiada frecuencia. La cocción a baja temperatura es perfecta para la mayoría de las carnes.

carne cocinada a baja temperatura

Recuerda siempre ajustar el tiempo de cocción según el tipo y el corte de la carne que vayas a cocinar. Si preparas un asado de carne de unos 800 g, cocínalo durante 2 horas a 80°C. Con tu termómetro de sonda, mide una temperatura central de 50°C si te gusta la carne poco hecha, o de 55°C para una carne un poco más hecha. Un solomillo de cerdo de 400g se cocinará a 80°C durante 1h 30 (con una temperatura central de 68°C). Por lo tanto, el termómetro de sonda será esencial para el éxito de la cocción de tu carne a baja temperatura en el horno.

Además, gracias a este método de preparación de alimentos, puedes preparar la carne con antelación y luego mantenerla entre 30 minutos y una hora (según el tamaño) en el horno a temperatura reducida. Conservará todo su sabor sin resecarse y te permitirá disfrutar de tus invitados o de otras posibles tareas.
La cocción a baja temperatura conserva la calidad de la carne, pero también las características nutricionales y de sabor de otros alimentos como las verduras, legumbres, cereales, pescado, etc.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Menajeycocina
Logo
Cuando está habilitado, guarde los enlaces permanentes en Ajustes - Enlaces permanentes